La transferencia de tierras y el proceso ante el notario público en México difiere significativamente del sistema Estadounidense. En México, un notario reconoce y certifica una transferencia de propiedad y ofrece “seguridad jurídica” en cuanto a la autenticidad  y legalidad del acto. No obstante, sin seguro de título de propiedad, puede ser muy difícil para el comprador la recuperación monetariamente por errores por parte del notario público no detectados al momento de la transferencia. El Registro Público en México no ofrece indemnización monetaria en caso de pérdida debido a un defecto o error en el título de propiedad. Al igual que en los EE.UU., el seguro de título puede ser una herramienta eficaz para mitigar el riesgo en las transacciones de bienes raíces.

El mercado de seguros de título de propiedad en México y Latinoamérica sigue evolucionando. TLA puede facilitar la compra de una póliza de seguro de título de propiedad estilo Estadounidense para proteger contra errores en el registro, cargas, gravámenes, invasiones, y disputas sobre impuestos y bordes colindantes, además de proteger contra fraude cibernético, falsificación, suplantación, matrimonios secretos, la incapacidad de cualquiera de las partes así como herederos no reconocidos.